¿Merece la pena Pandemic: Legacy? Parte 3

Este post puede contener trazas de spoilers. Para evitarlos, podéis leer la parte 1 y parte 2 sobre si merece la pena Pandemic: Legacy.

Pandemic: Legacy caja Roja
La caja roja de nest… Pandemic: Legacy

Antes de nada sabed que “mayo es el nuevo marzo”. Nos tocaba jugar marzo, pero en la parte posterior de las reglas, donde se apunta si el juego ha acabado en victoria o derrota, hay una pequeña errata y los meses se llaman: enero, febrero, mayo, abril, mayo… Hablamos del primer mayo. 🙂

De nuevo acabamos con victoria. Nuestra tercera victoria consecutiva. Pero no hemos venido aquí a hablar de lo bien que jugamos, porque esto ya nos pasará factura, seguramente.

Tras haber jugado febrero elegimos unas mejoras para la siguiente partida que yo creo que nos ayudaron mucho en marzo, y nos ayudarán en posteriores partidas, ya que como sabréis, todo lo que pasa en Pandemic: Legacy tiene repercusiones futuras.

La preparación es lo que más me gusta, descubrir nuevas reglas y empezar a pensar una nueva estrategia. Sin duda esto es lo mejor que tiene Pandemic: Legacy. En cada partida hay que adecuarse a los nuevos objetivos, no sirve con crear una estrategia ganadora en enero y ceñirse a ella los doce meses siguientes.

Empiezan los spoilers

Si no quieres saber qué cosas trae Pandemic: Legacy y prefieres descubrirlo por ti mismo, deja de leer. En serio. Es mejor que te compres el juego, lo juegues, lo votes, y luego vuelves.

Bueno, ahora que se han ido todos los pesados que no se han comprado el juego… Seguimos (Si aún sigues ahí siento decirte que en el próximo párrafo empieza el destripe).

Partida de Pandemic: Legacy
Partida de Marzo de Pandemic: Legacy

Llevamos arrastrando el virus COdA-403b desde febrero. En nuestro caso es el virus rojo, que ni se puede tratar, ni se puede curar, así que Asia siempre es una fiesta de cubitos rojos. Si hubiéramos tenido que seguir con los personajes básicos, hubiéramos muerto hace mucho tiempo.

Esto nos llevó a tener que incluir al personaje “Especialista en cuarentenas”, que hemos llamado Asteroide (en honor a Astrid de Fringe). Llevamos con ella desde febrero y básicamente nos ayuda a establecer cuarentenas a distancia.

Los nuevos objetivos incluían las nuevas instalaciones: bases militares. Había que crear 6 bases militares, una por zona y además erradicar por lo menos una enfermedad.  El médico, la especialista en cuarentenas, la analista y el coordinador de efectivos fueron nuestros elegidos. Atrás quedaron personajes muy interesantes, pero menos útiles en esta partida. El experto en operaciones, nuevo en marzo, no nos resultó interesante, cosa muy extraña porque era nuevo y los autores no parecen dar puntada sin hilo.

Como mejoras de final de partidas anteriores teníamos un nuevo centro de investigación en Estambul y la estructura conocida y secuenciación fácil de una de nuestras enfermedades, y la estructura conocida de otra.

Recordemos que estructura conocida es que no necesitas estar en un centro de investigación para descubrir la cura de una enfermedad y secuenciación fácil es que no se necesita gastar una acción para descubrir una cura de una enfermedad.

Los personajes no tenían ninguna secuela, ni había ciudades con pánico de la población superior a 1 (inquietud), así que estábamos más o menos tranquilos.

La partida se desarrolló de una manera más consciente de los problemas que otras. Contuvimos muchos brotes, pero siempre sin perder el objetivo de la misión. A veces hay que sacrificar alguna ciudad para poder llegar al final victorioso.

Y tras tres partidas ¿Merece la pena?

Sigue siendo sí la respuesta.

Sin entrar en muchos más detalles, diré que este juego consigue que todo esté muy bien medido hasta el final. En las tres partidas nos pasó lo mismo: casi perdemos. En esta nos sobraron 2 cartas por robar del mazo de juego.

Las posibilidades de meter la pata se multiplican, ya que ahora hay muchas más variables a tener en cuenta: nuevos objetivos, pánico de la población aumentando, los virus se hacen resistentes, hay que hacer más cosas (cuarentenas, instalaciones militares…). También hay más mejoras finales, un abanico más amplio de secuelas y nuevos personajes.

El incremento de reglas paulatino está muy bien medido. Me hace preguntarme cómo habrá sido la fase de testeo de este juego. Menuda locura.

La próxima partida nos toca abril. Una vez más sin eventos de financiación y con un montón de ciudades inquietas. En algún momento algún personaje caerá en las fauces de las secuelas o nos pasarán cosas peores.

Se me olvidó hacer la encuesta que prometí, así que la dejo para una próxima entrega. Es importante saber qué es lo que opina el resto de un grupo de juego. Aunque sé que sois unos groupies de Garesys, así que podéis escribir algo en los comentarios. Jajajaja.

Seguiremos informando.

Quizá te interese

Facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *