Mall of horror zombies

Mall of Horror: La reseña

Corría el año… mmmm… no me acuerdo. Podría ser el 2007 quizá, cuando conocí y me regalaron el fantástico: Mall of horror.

Por aquel entonces yo no sabía la pedazo de joya que había caído en mi arsenal. Sé que lo jugué mucho, y aún hoy sigue saliendo del armario (je) mucho más que otros juegos. Al ser descatalogado se convirtió en una rara pieza de coleccionista. Según escribo estas líneas he visto que en ebay venden uno precintado por 150$ más gastos de envío. He llegado a verlo a 200 y algo… Voy a asegurarlo contra incendios, inundaciones y arañazos de gato.

Gata jugando a Mall of Horror

¿Y qué lo hace tan maravilloso? Fácil: es divertido, de traicionar a los amigos, tiene una estética muy interesante, los elementos son buena calidad y, además, es de zombies.

Lo hemos bautizado como “El Gran Hermano Zombie“. Para muchos esta frase no dirá mucho, así que pasemos a La Reseña y os cuento por qué.

Historia

Tú y tu grupo de amigos os habéis quedado atrapados en un centro comercial en un apocalipsis zombie.

¡Genial!

Caja de Mall of Horror

Pero además, por un extraño motivo que no alcanzas a comprender hay otros grupos de amigos clones del tuyo. A pesar de ser como tú: animadora, forzudo o pistolero, o incluso una adorable niña (si somos 3 jugadores), no te terminan de caer bien y crees que es mejor que se los coman los zombies antes que a los tuyos.

Mecánica

Mall of Horror es un juego de 3 a 6 jugadores, de traición, zombies, dados, miniaturas, cartas y nominaciones.

Cada jugador controlará a 3 personajes si se juegan de 4 a 6 jugadores, o 4 si se juegan 3. Los personajes son:

  • La chica pin-up, más conocida como la gritona. Vale 7 puntos, si sobrevive al final del juego, pero como contraposición es una escandalosa y se pone a hablar a gritos cuando está con sus amigas (las otras pin-ups).
  • El forzudo: Puntúa 5 puntos y además es necesario un zombie más para entrar en la habitación. Vamos, que es un bruto.
  • El pistolero: Este como no tiene fuerza, al menos tiene pistola. Puntúa únicamente 3 puntos, pero en las votaciones vota doble: él y su pistola.
  • La niña: Se usa en partidas de 3 jugadores: sólo se la encuentra en los sets amarillo, rojo y azul. Es la hermana pequeña de la pin-up, que no contenta con berrear como una loca, se trae a su hermana a un apocalipsis zombie. Sólo puntúa 1 punto al final.

mall-of-horror-juego-de-mesa

La idea es sobrevivir a las hordas de zombies que aparecen aleatoriamente en las zonas del centro comercial en el que nos hemos quedado atrapados. Y, al final de la partida, ganará el jugador que tenga más puntos con sus personajes.

En partidas de 3 o 4 jugadores la zona 2 (tienda de ropa Cachou) permanece cerrada. En partidas de más jugadores, se juega con todas las localizaciones abiertas.

Cada jugador recibe a sus personajes, más una rueda de votación o “arma de nominaciones”.

Mall of horror ruedas

En teoría empieza el jugador más anciano, porque como es el que tiene un pie en la tumba, para que disfrute más de lo que le queda de vida. Además se le otorga la medalla al jefe de seguridad, que es como los oscars honoríficos, pero en este caso sí tiene utilidad: poder ver en las cámaras de seguridad dónde van a ir los zombies. Esto se traduce en que es él el que hace la tirada oculta de los 4 dados.

El comienzo del juego es sencillo. Cada jugador lanza 2 dados y elige una de las dos tiradas, llevando a uno de sus personajes a esa localización. Por ejemplo: si sale un 5 y un 6, se puede ir a la sala de seguridad o al supermercado. Si alguna de las zonas está llena (lo indican las chinchetas azules que hay en cada una de las zonas), tendrá que ir a la otra. Si ambas están ocupadas, podrá elegir a qué zona ir. Siempre que haya espacio.

Además, hay que tirar 4 dados para poner los zombies en esas localizaciones. Muy importante hacerlo después de colocar a todos los personajes.

Mall of Horror, caja

Cada ronda se divide en 6 fases:

1. Búsqueda de material.

Todos los personajes que estén en el parking tienen que votar al color del jugador que quieren que coja cartas. Se tiene una votación por personaje. Además si uno de esos personajes es el pistolero, vota doble. Y si se gasta una carta de “amenaza” también se tiene voto doble. Las votaciones se muestran todas a la vez.

Si hay empate, el resto de jugadores, es decir, los que no tienen personajes dentro del parking, pueden unirse a la votación. Si vuelve a haber empate, nadie consigue buscar material. ¡Mala suerte!

Viene muy bien un arma, una carta de amenaza, una para esconderse o para ver las cámaras de seguridad. Coger material significa coger 3 cartas, quedarse con una, regalarle otra a otro jugador (que puede haberte votado o no) y deshacerte de la última.

Si se vacía la pila de cartas, se acabó esa fase del juego. Nada de volver a barajar las cartas, no seáis tramposos.

2. Elección del jefe de seguridad.

Una vez más se hace uso de la rueda de nominaciones. Esta vez para elegir al próximo jefe de seguridad. Sólo votan los jugadores con personajes dentro de la sala 5 o sala de seguridad. Igual que antes, si hay empate se repite con el resto de jugadores. Y si hay un segundo empate ¡Fallo en Matrix! En un sitio de las reglas pone que se queda sin haber jefe de seguridad y en otro que continúa el antiguo. Así que supongo que la que más os guste. A mí me gusta la de que no haya jefe de seguridad. Los personajes acabarán todos corriendo como locos yendo quizá a una muerte segura entre las muelas de algún zombie medio-podrido.

Pero parece que lo arreglan diciendo que el jefe de seguridad sólo puede ver las cámaras si ha sido elegido en la ronda actual. Es decir, tendrá una insignia inútil. ¡Fabuloso!

3. Llegada de los zombies.

Mall of Horror Zombies

Se tiran los 4 dados de forma oculta (bajo la cajita de dados). Podrán ver el resultado el jefe de seguridad y los que gasten una carta de “cámara de seguridad”, también conocida como “me beneficio al segurata”.

4. Selección de destino

Todos los jugadores seleccionan a qué localización van a ir, de forma oculta. Y se muestran todas a la vez. El único que debe decirlo en alto, antes de nada es el jefe de seguridad, si ha sido elegido en la ronda actual. Se selecciona el destino (con los círculos de las localizaciones), pero no con qué personaje. Así que el turno puede tener giros inesperados.

5. Movimiento de los personajes

Se muestran los dados de la tirada de zombies y se pone 1 zombie por cada dado enfrente de cada zona que toque.

Cada jugador mueve uno de sus personajes hacia la zona que votó. No puede ser un personaje que ya esté allí, evidentemente. Si la zona está llena, rebotará e irá a parar al parking.

Un jugador puede cambiar su destino usando una carta de sprint.

6. Ataque de los zombies

Ahora viene lo bueno. Los zombies tienen que merendar. Hay una serie de reglas para hacer más divertida la no-vida de los muertos vivientes. Se pone un zombie más en el lugar que más gente haya y en el que contenga más pin-ups. Si hay empate, no se pone ninguno.

Llega el momento de saber si entran los zombies, en cada zona, por orden. Si el número de zombies en la puerta de la localización es mayor o igual que el número de personajes, los zombies entran para comerse a alguien. Recordemos que el tipo duro cuenta como 2 personajes.

En el parking entran siempre, porque tiene muchas entradas. Y en el supermercado entran si hay 4 zombies o más esperando en la puerta, como en las rebajas.

¡Y aquí llega el verdadero gran hermano zombie! Los jugadores de la zona en la que entran habrán de votar a quién sacrifican.

Mall of Horror partida

Se pueden ayudar de cartas para superar la entrada de los zombies:

  • Armas: Hay 6 armas que pueden matar a uno o dos zombies.
  • Hardware: Refuerza la puerta en un momento puntual, para por ejemplo hacer que los zombies no entren en este turno.

Si aún así entran, se puede jugar la carta hidden para esconder a un personaje, que no podrá votar ni ser votado en el turno actual.

Si tras esto al final hay que votar, el jugador que más votos reciba tendrá que sacrificar a uno de sus personajes en la localización. Por suerte elige él a cuál de sus personajes se comerán. Recordemos que aquí puede ser muy útil tener al pistolero o una carta de threat(amenaza) para votar doble.

Una vez saciados, los zombies se van y dejan la puerta vacía.

Como regla especial, en el parking cada zombie se ha de votar por separado. Digamos que es el buffet libre de los zombies. Así que comen todos y se hacen tantas votaciones como número de ellos haya.

Si un jugador, tras el festín de los zombies, se queda sin personajes podrá seguir votando en las segundas votaciones y además podrá poner un zombie a su elección en la fase 4. Habrá muerto, pero puede seguir dando por saco.

El juego se termina si todos los jugadores que quedan están en una misma zona (salvo parking) o si quedan sólo 4 personajes vivos. Para partidas de 6 jugadores, el número se incrementa a 6.

Al finalizar se suman los puntos de los personajes y gana el que tiene más. En caso de empate, gana el que tenga más cartas en la mano. Si hay un segundo empate, hay que hacer una lucha a muerte en el barro… No, realmente en ese caso son muy guays los dos jugadores que quedan y los demás les guardarán odio eterno. :)

Contenido

La calidad de la caja y de los componentes es muy buena. El tablero es cuadrado y fijo. En él podremos ver las seis zonas existentes, donde podremos esperar a que nos coman los zombies…

Mall of Horror contenido

  • Tablero cuadrado
  • 5 cubiertas para zonas cerradas (o infestadas)
  • 21 piezas de madera de jugadores: Bueno, son piezas de madera circulares con una imagen pegada.
  • 30 miniaturas de zombies. Todos tíos. Las zombies no han venido.
  • 6 tableros para votar.
  • 4 dados.
  • La cobertura para ocultar las tiradas.
  • 21 cartas de acción.
  • 1 insignia de jefe de seguridad, que al final no sé por qué todo el mundo lo llama sheriff.

Conclusión

Es un juego muy divertido y muy dinámico. Como pros las votaciones, la rapidez de los turnos y en general la capacidad tanto de traicionar a los compañeros como de ayudarlos. Pero todo con la finalidad de ganar al final.

La única pega que le veo es que las reglas pueden ser malinterpretadas y convertirse en un “mi casa, mis reglas”. Además, como es un juego que ya no se hace, da más miedo que se deteriore. No será el primer juego de mesa al que se le cae un vaso de bebida… Pero con este escuece un poco más.

La conga de zombies haciendo la g de Garesys
La conga de zombies haciendo la ‘g’ de Garesys

Y hasta aquí la pedazo de reseña de Mall of horror. Si queréis decirnos algo, tenéis los comentarios.

Quizá te interese

Facebooktwittergoogle_plus

Un comentario sobre “Mall of Horror: La reseña”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *